Nota de Prensa: INAUGURADA EN MURCIA UNA PLANTA DE BIOGÁS A PARTIR DE RESTOS HORTOFRUTÍCOLAS

El pasado mes de abril se inauguró en Los Alcázares (Murcia) una planta de biogás que logra revalorizar los residuos hortícolas transformándolos en energía y abono. De este modo, un sector tradicional como es el agrícola se moderniza hasta convertirse en ejemplo de vanguardia, aplicando las innovaciones tecnológicas para promover el autoconsumo de energías limpias y alternativas.

 

 La instalación pertenece a la empresa Kernel Export, líder en la producción de cultivos hortofrutícolas, frescos, transformados y ecológicos, apreciados dentro y fuera de nuestras fronteras. Más de 25.000 toneladas anuales de lechugas, escarolas, espinacas, melones, lombardas, coliflores… de las que a partir de ahora no se desaprovechará nada. Está previsto que la planta de biometanización pueda tratar al año 19.000 toneladas en su digestor anaerobio, y 5.400 toneladas de compostaje. Mediante este proceso se puede obtener una energía renovable como es el biogás, y valorizar los residuos (básicamente, residuos agrícolas, lodos de la industria agroalimentaria y estiércoles), al transformarlos en fertilizantes de uso agrícola.

 

El sistema de obtención de biogás que realiza esta planta es a través de la digestión anaeróbica, con procesado de digestato. El biogás obtenido se utiliza para producir electricidad en un motor de cogeneración durante el día, y para la generación de agua caliente en una caldera durante la noche.

 

Este proyecto se traduce en un considerable ahorro de costes (la planta cubrirá el 40 % de los consumos energéticos de la empresa), y de energía. Actualmente ya produce suficiente electricidad como para obtener el 50 % del calor y electricidad que la firma necesita para sus embalajes y almacenamiento.

 

Sin duda, con este tipo de iniciativas el sector agroalimentario despeja su futuro uniendo calidad, creación de empleo, exportaciones, y capacidad de investigación y de innovación. Y el biogás se perfila como elemento clave para mejorar la gestión de los residuos hortofrutícolas reduciendo las emisiones de dióxido de carbono y de metano emitidas por los desechos vegetales, y para alcanzar la autosuficiencia eléctrica y térmica.

Escribir comentario

Comentarios: 0