El precio de la leche

Los ganaderos españoles siguen asistiendo con preocupación a una caída en el precio de la leche, al tiempo que sus costes de producción se elevan al hacerlo los inherentes a la alimentación animal. El marco en el que se produce este descenso imparable, que ha dejado los precios en los últimos meses al mismo nivel en que estaban en octubre del año 2012, no es alentador dada la paulatina caída del consumo de leche en el hogar producida durante el pasado año. Son momentos difíciles de afrontar para los ganaderos, que han tenido que ir adaptándose además al nuevo sistema de producción sin cuotas y al “Paquete Lácteo”, que incluye la obligatoriedad de establecer contratos por escrito con una duración mínima de un año. Los precios fijados en los contratos no cubren en algunas ocasiones los costes de producción, aunque en cada región se vive la situación de manera distinta según sus propias circunstancias.

En Cantabria, donde en más del 84% de las explotaciones lecheras se obtiene un producto de máxima categoría (‘Súper A’), los datos relativos al último mes de marzo hablaban de una reducción en el número de ganaderos, de una mayor producción de leche, y de un precio considerablemente inferior al del mismo mes del año 2014. Abril ha sido el primer mes en el que los ganaderos españoles se han enfrentado a un nuevo escenario sin cuotas lácteas y los datos provisionales apuntan a un incremento en la producción. Se ha registrado un nuevo descenso en el precio con respecto al mes anterior, permaneciendo por debajo de la media comunitaria; el precio del tercer mes del año fue de 32,3 céntimos/litro, el más bajo registrado en marzo en las últimas cuatro campañas, mientras que en abril se ha situado en los 31,1 céntimos/litro.

 

El sector permanece atento ante las nuevas condiciones impuestas por el fin de las cuotas, inmerso como está en un ciclo de precios bajos y de atonía en la demanda internacional, con la mirada puesta en la conquista de nuevos mercados como Asia y Magreb. En Cantabria, el precio de la leche ha disminuido hasta un 20% en los últimos doce meses. Los ganaderos de esta región disponen de explotaciones competitivas, élite genética y leche de máxima calidad, y se disponen a afrontar un nuevo escenario en el que el número de ganaderos que entregan leche y los precios no dejan de descender.

Escribir comentario

Comentarios: 0